Domingos en casa… ¡Buena Onda!

Con pocos días de este blog online, hoy tengo ganas de contarles algo de mi, en primera persona. No es éste un blog personal pero me daré el permiso de escribirles cada tanto de esta forma. Hace un rato, me senté en la compu para chusmear de todo un poco y mientras preparaba algunas publicaciones para compartir en la Fan Page, pensé en los domingos y en esa costumbre de decir que son deprimentes. Quisiera dejarles la pimienta de estas líneas para que ustedes también disfruten de los domingos en sus casas, con mucha alegría.

Entonces…

Siempre me ha gustado ir un poco contra la corriente, no tanto por rebeldía caprichosa sino por el contstante interés en descubrir si todo puede ser de otra forma a la que conocemos. ¿Por qué los domingos son una pálida?

Los domingos en mi casa familiar para mi eran muy lindos: íbamos a buscar a una tía postiza que teníamos -todos, porque todos le decíamos tía- y se sumaban mi abuela Quica y su hermana Olga, mis dos abuelas hermosas y adoradas. Las tres super coquetas estaban listas para la mesa de las pastas, preferentemente ñoquis o fideos.

Hacia las seis de la tarde, la mesa ya mutaba de propuesta grastronómica para dar comienzo al gran Té-cena de los domingos. Y eso me encantaba; la mezcla de salados y dulces acompañados por muchas tazas de té eran una gloria. De chiquita comía de todo, mi sabor preferido de helado era el sabayón y tomaba el té en tacitas de loza. Una adultez prematura quizás pero muy agradecida hoy por mi: disfruto muchas cosas diferentes y me arreglo con una ensalada de hinojo.

Mamá siempre puso la mesa con mucho amor: elegante vajilla, los manteles alemanes de mi abuela paterna, las servilletas bordadas por las abuelas de ambos lados, los juegos de cubiertos con las iniciales… Con Quica (mi abuela materna que en ese momento vivía con nosotros), se la pasaban en la cocina preparando cosas. Desde ya, los scons no faltaban, los budines de naranja menos porque eran una pavada para ella -creo que todo le resultaba fácil en la cocina- y unos sandwichitos de atún que a mi me fascinaban. Ahí había tiempo y amor.

Ese tiempo que lleva preparar cosas ricas para alguien, ordenar la casa, presentar la mesa, servir, es un tiempo elegido y muchos dirán que es imposible pero pensando en esto de los domingos y la resistencia a disfrutarlos, les dejo el desafío de intentar encontrar ese tiempo en el que se comparta algo que les guste, en sus propias casitas. Pongan música, pongan coquetas las mesas, tengan un ramito de flores fresco por ahí, inviten a amigos o a familiares y cocinen algo bien casero.

¿No saben cocinar? Es una buena oportunidad para convertir este día de la semana en una clase de cocina. Los libros de recetas son excelentes maestros. Y no se me resistan, hagan el intento una vez y después me cuentan. La sensación es inmensa. Si no hay caso con la aventura culinaria, les dejo comprar exquisiteses de algún lugar que ustedes sepan que no falla pero que algún invitado se anime y traiga unos bocaditos caseritos. El hecho es encontrar eso mágico que aparece cuando los que están juntos comparten un momento de placer, en casita y un domingo.

Los domingos en casa están re buenos. No se los pierdan.

¡Que lo disfruten!

V.

mesa 21

Anuncios

Un pensamiento en “Domingos en casa… ¡Buena Onda!

  1. Hermosas notas!! con nostalgia y con mucha motivación reeleo estos años de tu infancia y juventud. Es la parte de la vida que más recordamos con amor y tanto nos deja de enseñanza, pero es muy válido seguir con esas costumbres familieras , y aunque pase el tiempo no lo sentiremos tanto, te amo!! y Gracias por estos años y los por venir, sigue con esa fuerza y calidez!!Mamá

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: